Verano vs Conciliación: round 1

Realmente no te planteas lo complicado que puede llegar a ser el día a día hasta que te encuentras que la guardería se ha acabado, que los niños con 3 semanas de casal urbano ya tienen suficiente y que es momento de llevártelos a que respiren aire fresco en el pueblito bueno. Los abuelos se hacen cargo cada mañana y aquí servidores vamos y venimos cada día a trabajar a la ciudad. Una al final se acaba convirtiendo en el Carlos Sainz de las madres:”curva arrás, ojo giro, gasss”. Quien me canta las curvas es mi pepito grillo de la conciencia que me va repitiendo:”como te cruces con el bus te va a dar un patatús”, más que nada por la estrechez del asfalto. El otro día volviendo sonó “Torn” de Natalia Imbruglia por la radio y aquí la susodicha se puso a cantar cual posesa en el coche, y es que te das cuenta que necesitas pequeños momentos para ti, aunque sean dentro de un coche, a 34 grados y las 4 de la tarde en medio de un atasco. Ojo, si el lunes visteis a una chica (lo siento, no llevo bien que me llamen señora a mi edad) con gafas de sol y moviendo la melena al viento como una heavy era yo, sin duda. Aunque si lo pensamos bien, creo que hay muchas madres tan crispadas por el día a día desgañitándose en el coche con la canción del momento (si es un remember de los 90′ ya te mueres), somos muchas sobrepasadas por el exceso de tareas y responsabilidades que acarreamos día sí día también y que necesitamos de vez en cuando pedir “tiempo” como en baloncesto, 10 segundos. La sociedad nos exige tanto que nosotras creemos que podemos con todo, y el problema es que llegamos a casi todo pero cómo! Desquiciadas, ojerosas, cansadas, irritadas. Otro día os hablaré del nicho de mamás perfectas que estoy segura no se ocupan de los churumbeles porque sino serían de nuestra tribu: con coleta porque no has tenido tiempo de peinarte, con manchas en la falda y la camiseta sin planchar, pero que cuando llega del trabajo carga a los enanos y se los lleva a disfrutar de la piscina con su bañador dado de sí y su toalla mojada. 

Pd: felicidades a todos los Yagos, Santiagos, Jaimes, Jacobos y Diegos, en especial a mi gurrumito. T’estimu carinyu, la teva Mama.

  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s