Un nuevo día de la Madre

Lo sé os he abandonado vilmente, sin aviso, sin un hasta luego, la vida es lo que tiene que de repente cambia y hay que reorganizar tu día a día. En mi caso, que nadie se me asuste, ha sido un cambio para bien, positivo en toda regla. Surgió un día una oferta de trabajo muy suculenta y allí que me lancé! En un mes ya estaba trabajando en esta nueva empresa, aunque para mi ya conocida es la tercera vez que entro a formar parte de esta santa casa (soy como el turrón que vuelve a casa por Navidad).

Fue todo tan rápido que mi persona no fue capaz de asimilarlo (os seré sincera, los cambios rápidos no se me dan bien). Pasé las primeras semanas llorando por las esquinas, os lo imagináis? Con los tiempos que corren consigues un buen trabajo, con buen sueldo y a menos de 10 minutos de casa en moto y encima te pones a llorar de tristeza, en serio a mi esto de la maternidad me ha trastocado la cabeza. Todo vino en que después de estar con los churumbeles 3 años con ellos non-stop los iba a “abandonar” a la salida de la guardería!!! Y llegaría 1 hora y cuarto más tarde!!! En serio reina, estás fatal… Pero como todo, este sentimiento se fue y después de casi un mes de indiferencia a mi llegada por parte del mayor (porque él sí que me recordaba que lo había abandonado a la buena suerte) todo volvió otra vez a la normalidad. Un día a día diferente pero bueno para todos.

Con esta disertación os quiero decir que madres hay de muchos tipos, que no por decidir trabajar todo el día vas a ser menos madre que la que se queda trabajando en casa. Que no por pasar menos horas con tus hijos les vas a querer menos ni vas a estar más desconectada de toda su vida escolar, ni mucho menos. Madres hay muchas, todas maravillosas a su estilo y buenas en sus decisiones y aunque todas esperamos conseguir esa conciliación en la que puedas tener un buen trabajo, recoger a tus hijos y encima con un sueldo sin reducción, mientras esta ilusión se construye, deberemos seguir trabajando y haciendo malabares por conseguir llegar a casi todo (porque lo siento señores, pero a todo no se llega). Así que como me han dicho en muchas ocasiones, lo importante no es el tiempo que pasas con tus hijos sino que el tiempo que estés con ellos sea de calidad.

Madres y futuras mamis, feliz día a todas!! Sed vosotras mismas, disfrutad con las decisiones tomadas y sobre todo eliminad el sentimiento de culpabilidad, al final todo vuelve a la normalidad.

Pd: todo esto os lo cuento sentada en el sofá, con los churumbeles saltando con la patrulla canina en las manos y viendo Miles del espacio, mientras el mayor me lanza sus calcetines con unas pinzas de servir cubitos de hielo que no sé de donde salen el pequeño me recita en modo bucle todos los miembros caninos de la patrulla. Estos vienen siendo los momentos de calidad…


Pd2: seamos sinceras, todas nos hemos visto en situaciones similares y la verdad, estas gafas molan mucho

6 comentarios en “Un nuevo día de la Madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s